Llámanos al 91 702 57 47 y atenderemos todas tus dudas.

Nuestro horario de atención al cliente es:

  • De lunes a viernes: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00.

  • Sábados: de 10:30 a 14:00.
    (JULIO Y AGOSTO Cerrado Tardes)

  • Domingos: cerrado.

Vender coche sin ITV

Datos de contacto

  •  
  •  

Todos los coches que circulan por España deben cumplir con una serie de requisitos establecidos por ley, para que sean completamente seguros en cualquier circunstancia tanto para sus ocupantes como para el resto de usuarios de la vía. Entre esos requisitos está la obligatoriedad de contratar un seguro que cubra los daños a terceros, así como superar una inspección técnica cada cierto tiempo, que será establecido por la fecha de matriculación.

Esa inspección técnica es la conocida como ITV, siglas de Inspección Técnica de Vehículos y que resulta completamente obligatoria para todos los vehículos que circulan por las carreteras españolas. Y cuando decimos todos, es todos a excepción de los patinetes eléctricos, es decir, turismos, furgonetas, camiones de todo tipo y autobuses. Las motocicletas también están obligadas a superar la inspección técnica.

No superar la inspección o no llevar el vehículo a realizar el examen cuando corresponde, supone incumplir la normativa y en caso de ser parado por agentes de tráfico, seremos multados y nos veremos obligados a acudir a una estación de ITV para superar la inspección en un determinado tiempo. De no hacerlo, puede suponer la inmovilización del vehículo y una multa más elevada.

¿Cuándo hay que pasar la ITV?

La Inspección Técnica de Vehículos tiene como finalidad comprobar que todos los vehículos cumplen con los requisitos mínimos para poder circular con seguridad. No conlleva mucho tiempo y se debe superar de forma periódica, siempre teniendo en cuenta la fecha de matriculación aunque con algunas excepciones.

En el caso de los turismos, la primera inspección se pasa a los cuatro años de la primera matriculación y posteriormente se deberá superar cada dos años hasta que se cumplan 10 años desde la primera matriculación. A partir de este momento se debe acudir a la inspección técnica una vez al año. Los vehículos clásicos tienen una regulación específica, pero siempre que cumplan con unos requisitos, como por ejemplo contar como histórico (hay que registrarlo y montar una nueva matrícula), que podrá ser cada cuatro años cuando el vehículo tiene más de 45 años.

No hay excusa para no superar la ITV, ni siquiera si el coche ha estado en el taller. En este caso concreto, por ejemplo, el vehículo debería acudir a la estación de inspección en grúa, aunque podría ir circulando si se cuenta con cita previa y se puede demostrar que el coche ha estado en el taller y se acude a la inspección. Ojo, es posible que incluso así, el agente de tráfico nos ponga una multa.

Además, no tener la ITV en vigor supone que en caso de accidente la aseguradora se niegue a hacerse cargo de los gastos, repercutiendo en nosotros todo lo que haya que pagar y reponer, desde la reparación de otro vehículo implicado hasta la sustitución de una farola.

¿Puedo vender mi coche sin ITV?

Como hemos dicho, la inspección técnica es totalmente obligatoria y no se puede circular sin tener vigente la ITV, pero hay otras cosas que se pueden realizar aunque no se cuenta con la inspección al día, como vender el coche. Efectivamente, se puede vender un coche in ITV, no existe limitación para ello ni recargo por parte de la Administración, simplemente, el nuevo propietario tendrá que hacerse cargo de este trámite o bine, dar de baja el vehículo. Obviamente, el nuevo propietario no podrá circular con el coche sin haber pasado la ITV y es ahí donde quizá se lleve alguna sorpresa.

Cuando se vende un coche sin ITV hay que ser consciente de la situación. Si eres el comprador, hay que desconfiar por si acaso, ¿por qué no tiene la ITV en vigor? Esta debería ser la primera pregunta que se haga para poder contar con algo de información, ya que quizá, el coche esconde un problema complicado de solucionar y que no le permite superar la inspección. También es posible que, sencillamente, el propietario no haya querido pasar la ITV por evitarse un gasto y la molestia de tener que acudir a la estación de ITV

La ITV es un trámite obligatorio para poder circular, pero no es necesario para vender un vehículo a otra persona. Se puede vender un coche sin ITV sin mayores inconvenientes que aquellos que ponga el comprador, quien se verá obligado a superar la inspección si quiere circular con el coche por España. Tendrá que contratar un seguro antes de acudir a la ITV, pues no se puede superar la inspección sin tener seguro obligatorio. Puede realizar toda la inspección al completo, pero el resultado será desfavorable al no contar con seguro.

Para vender un coche sin ITV suele haber algunos inconvenientes, pues los usuarios no quieren comprar coches que tengan algún tipo de problemas. Suele ser más fácil vender un coche sin ITV a concesionarios compra-venta, aunque tendremos que estar dispuestos a rebajar el precio que tenemos pensado pedir por nuestro vehículo. Es rápido y relativamente fácil vender un coche sin ITV a un concesionario de segunda mano, mucho más que a particulares.

¿Qué motivos puede haber para no tener la ITV?

En la Inspección Técnica de Vehículos se vigila que todo esté de acuerdo a la ficha técnica del vehículo y a una serie de criterios que tienen como objetivo asegurar el buen estado general de los vehículos de tal forma, que estos no supongan un riesgo para los propios ocupantes y para el resto de los usuarios de la vía. Así que teniendo en cuenta esto, los motivos para no superar la ITV pueden ser muchos. De hecho, podrían declarar como desfavorable la inspección por daños en la carrocería, siempre que se considere que pueden ser un peligro para otros usuarios (como aristas cortantes, agujeros en la chapa, sistema de iluminación desplazado, etc).

Por lo general, no superar la ITV puede ser por neumáticos en mal estado o incorrectos, iluminación deficiente o modificaciones no homologadas. Estas son las causas más comunes que provocan una inspección negativa, algunas de ellas muy sencillas de solucionar como puede ser el cambio de bombillas, pero otras más complicadas como el caso de una modificación sin homologar. Y una modificación sin homologar puede ser montar unas llantas de diferente medida a las originales y no estar reflejadas en la ficha técnica del vehículo.

También es posible que la inspección sea desfavorable por motivos diferentes, así antes de adquirir un coche sin ITV es mejor informarse y preguntar al propietario. En caso de duda, por el motivo que sea, es mejor seguir buscando.

Nuestros Servicios

Concesionario CarsyDreu
91 702 57 47 Llamar ahora
Escríbenos
  •  
  •  
Concesionario CarsyDreu en Madrid
Calle La Fundición, 99
Rivas-Vaciamadrid
28522 - Madrid
Llámanos y te daremos información sobre nuestros coches de ocasión Teléfono
Te llamamos al instante Llámame
Escríbenos y te contestaremos lo antes posible Escríbenos
Ven a nuestro concesionario CarsyDreu Dirección